Escribir entre amigos, Agustín Moreto y el Teatro Barroco

  • PRECIO: Gratuito
  • FECHA:del 20 diciembre de 2018 al 28 abril de 2019 a las 18:30


La Imprenta Municipal - Artes del Libro ha seleccionado un conjunto de piezas de la colección del Olmo-Vilas para mostrar el papel de la imprenta en los distintos tipos de felicitación navideña.

ANTECEDENTES E HISTORIA

El origen del intercambio de mensajes de buena voluntad para celebrar el Año Nuevo se ha documentado en la Antigüedad, tanto en China como en Egipto. A partir del siglo XV, la alta sociedad europea intercambiaba tarjetas de saludo con motivo del Año Nuevo. En Alemania se tiene constancia del uso de la xilografía como técnica para ilustrar dichas tarjetas con escenas cristianas. 

Ya en época contemporánea, la primera tarjeta de felicitación en serie de la que se tiene constancia data de 1843, ideada por Henry Cole; este encargó su diseño a su amigo John Callcott Horsley, para posteriormente mandarla reproducir en la imprenta. Esta idea surge para ahorrar tiempo a la hora de felicitar estas fiestas a los más allegados. 

FORMATOS Y DISEÑO

Los primeros ejemplares se decoraban de forma lujosa, con dorados, dibujos en relieve, etc., siendo las representaciones más frecuentes las referidas a temas de la naturaleza, como querubines, flores o animales. Frecuentemente se incluían imágenes de niños en sus facetas más agradables y sonrientes o en relación con la pobreza para incentivar la caridad. En España fueron muy comunes las tarjetas navideñas referidas a oficios, ya que se popularizó de tal manera que las empresas lo usaron para fidelizar a sus clientes. 

La tradición ha ido evolucionando. Hoy tenemos nuevos formatos (tarjetones, postales, etc.) los cuales incluirán nuevas técnicas como fototipia, fotograbado u offset.

Inscripción

 

 

Última actualización:
Fuente original: madrid.es