VANG IV.4# Frames Percussion

MÚSICARETIRO
Finalizado
  • FECHA: jueves 17 de junio de 2021 a las
  • ORGANIZA: CentroCentro

Vibraciones habitualmente inaudibles son llevadas a la audibilidad por medio de un proceso de captación sonora comparable a la auscultación de un cuerpo; el micrófono es usado activamente como un instrumento musical, en contraste con su usual función pasiva de reproducción de sonidos de la manera más fiel posible.

Con estas palabras describía Karlheinz Stockhausen su trabajo en la que iba a ser una de sus obras más emblemáticas: Mikrophonie I, para un gran TamTam intervenido por cuatro percusionistas y dos manipuladores electrónicos que, de esta manera, ponen en primer plano su inherente corporalidad y fisicidad.

En torno a esta obra y lo que representa se construye el programa que nos ofrece Frames Percussion, uno de los grupos de percusión más importantes de los últimos años, tanto por su excelencia interpretativa como por su constante búsqueda y auspicio de nuevas y arriesgadas propuestas.

El programa se completará con la obra Seasons, de Toru Takemitsu (dos percusionistas y electrónica cuadrafónica) y Abraxas, de Núria Giménez-Comas (vídeo y audio 5.1), cuya búsqueda de la espacialidad ofrecerá, junto a la mencionada Mikrophonie I, una experiencia inmersiva que sólo será posible en la presencialidad compartida del espacio de concierto.

VANG es un ciclo mensual focalizado en la exploración de nuevos discursos sonoros. Transita por la música contemporánea, la improvisación libre, el arte sonoro o la performance, por el presente y por el pasado, tratando de acoger y proponer diversas formas de sonar, de escuchar o de percibir.

VANG IV.  Cuerpos/Espectros

El telescopio, el microscopio o los rayos equis consiguieron hacer visible lo invisible. De la misma fascinación por la posibilidad de captar la onda lumínica surgió primero el fonoautógrafo y, más tarde, el fonógrafo. La tecnología buscaba, así, hacer presente aquello que no es inmediatamente perceptible por los sentidos. No por mero capricho: la configuración de la vida (y su posibilidad) viene marcada, en buena medida, por lo que no se ve. Partículas, microbios o planetas constituyen las formas específicas de darse la vida. Hoy lo sabemos bastante bien. La tecnología acudió ante la pandemia a tratar de sustituir –aparenetemente– de manera temporal la experiencia “real” cotidiana, marcada por el encuentro de cuerpos y el habitar colectivo de espacios públicos o semipúblicos. Es decir, aquello que se había postulado como propuesta –aterradora para algunos, apasionante para otros– en las plataformas Habbo Hotel (2000) o Second Life (2003); o el videojuego The Sims (2000), parecía ser ahora modelo para nuestra propia vida. Convertidos en avatares, nicknames y usuarios masivos de videoconferencias, esperábamos. Seguimos esperando. Nos habíamos convertido nosotros mismos en apariciones espectrales. La vivencia “en nuestras propias carnes” de lo que podría haber sido un excelente guion de una novela de ciencia ficción hace patente que la presencia es radicalmente insustituible. Esta evidencia, tan amenazada por todo esfuerzo de crear realidades interactivas inmersivas, sofisticadísimos 3D y mejoradas plataformas de encuentros online, vuelve a aquello que nos contaba Paul Valéry en un contexto bien distinto: que lo más profundo es la piel. La propuesta que constituye VANG IV, así, busca visitar la imposibilidad de la sustitución del cuerpo, interrumpir la seánce colectiva a la que nos aboca la extrañeza cotidiana.

Más información

Última actualización:
Fuente original: madrid.es

  • PLAZA CIBELES 1
  • TRANSPORTE:
    • Metro: Banco de España
    • Renfe Cercanías: Recoletos
    • Bus: E1, 203, 14, 27, 37, 45, C03, 1, 146, 15, 2, 20, 51, 52, 74, 9, 10, 34, 001
    • Aparcamiento: Montalbán (49), C/ Montalbán (entre Alfonso XI y paseo Prado)
    • Bicimad: Estación 86 (Plaza Cibeles)
  • E-mail:[email protected]
  • Web:https://www.centrocentro.org/