Madrid presenta Paisaje de la luz, la marca de la candidatura a Patrimonio Mundial de la UNESCO

Publicado el 20 de noviembre de 2020

 

El paseo del Prado y el Retiro aspiran a forma parte de la lista de este organismo internacional en la categoría de Paisaje de las Artes y las Ciencias

  

·    El Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de publicidad en mobiliario urbano y medios de comunicación digitales y analógicos para dar a conocer la imagen a los ciudadanos

·    La candidatura madrileña está promovida por el Consistorio y la Comunidad de Madrid y cuenta con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte

·    El Manifiesto de La Luz, documento que declara el apoyo a la candidatura, está recibiendo numerosas adhesiones tanto a nivel institucional como individual

·    La delegada de Cultura, Turismo y Deporte destaca que la imagen de la candidatura supone “un logro más en el camino para conseguir su inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial”

 

Madrid, 20 de noviembre de 2020

Madrid quiere dar a conocer a la ciudadanía la candidatura del paseo del Prado y El Retiro para convertirse en Patrimonio Mundial de la UNESCO y para ello ha puesto en marcha Paisaje de la Luz, la nueva identificación y marca de este proyecto que ha presentado hoy la delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy.   

Durante su intervención en el acto, Levy ha explicado que esta presentación supone “un paso más en el camino para lograr el objetivo principal, que no es otro que conseguir la inclusión del Paisaje de la Luz en esa lista del Patrimonio Mundial”. La delegada ha subrayado que esta candidatura “aúna un incalculable valor patrimonial y una excepcionalidad mundial” y que espera que en 2021 los madrileños puedan celebrar por todo lo alto el día del Patrimonio Mundial, “esta vez con la puesta de largo de Paisaje de la Luz”.

El proyecto ya tiene su nueva identificación marca y logotipo. Son obra de Manuel Estrada, uno de los fundadores de la Asociación de Diseñadores de Madrid (DIMAD) y presidente ejecutivo de la Bienal Iberoamericana de Diseño que se celebra la próxima semana en Madrid.

Para dar a conocer esta nueva imagen, el Área de Cultura, Turismo y Deporte ha puesto en marcha una campaña de publicidad que da comienzo hoy mismo y se prolongará hasta el próximo 9 de diciembre. Se va llevar a cabo en tres soportes principales: en prensa, con anuncios en los principales suplementos culturales; en Internet, con banners en las ediciones digitales de medios nacionales y regionales de información general y en periódicos de información general, económica y deportiva, así como revistas femeninas, científicas, culturales, de viajes, de historia o de estilo de vida, además de en emisoras de radio y cadenas de televisión. Y por último, en mobiliario urbano, con anuncios en marquesina, marquesinas digitales, mupis, mupis digitales, columnas, banderolas y pantallas digitales.

Asimismo, se han impreso carteles y un folleto desplegable que incluye información en español y en inglés sobre los pilares fundamentales de la candidatura y un plano en el que se señalan algunas de las instituciones localizadas dentro del ámbito de la candidatura del paseo del Prado y el Buen Retiro.

En la presentación de la nueva imagen también se ha dado a conocer el Manifiesto de La Luz aprobado por el Consejo Cívico Social para apoyar la candidatura, un documento que está recibiendo numerosas adhesiones tanto a título institucional como individual.

 

Valor universal excepcional

La candidatura a Patrimonio Mundial de la UNESCO del paseo del Prado y El Retiro en la categoría de Paisaje de las Artes y las Ciencias está  promovida por el Consistorio y la Comunidad de Madrid y cuenta con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte. Basa el “valor universal excepcional” que requiere la UNESCO en la unión de cultura, ciencias y naturaleza que se produce en este espacio enclavado en el corazón de la ciudad, con una superficie de 190 hectáreas, de las cuales el 75 % son espacios verdes.

El paseo del Prado es el primero de los paseos arbolados urbanos europeos. Los ciudadanos lo usaron desde el siglo XV como lugar de esparcimiento y Felipe II se encargó de acondicionarlo y embellecerlo con árboles y fuentes. Fue durante el periodo ilustrado, concretamente bajo el reinado de Carlos III, cuando se produjo la más importante intervención urbanística en este enclave, que se convertiría en modelo para muchas ciudades españolas y latinoamericanas.

Una característica especial y única es la incorporación de las ciencias al paisaje urbano de la zona con la creación del Gabinete y Academia de Ciencias Naturales, hoy Museo del Prado, el Real Jardín Botánico, desde donde partieron las expediciones botánicas que exploraron los territorios de ultramar y reunieron un increíble tesoro científico que se conserva en su archivo y el Real Observatorio Astronómico, situado en la llamada Colina de las Ciencias. Incorporaciones muy ligadas al espíritu pedagógico de instrucción de la ciudadanía característico de la época.

 

Arte, política, finanzas

El bien que aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad incluye el paseo del Prado entre Cibeles y la plaza del Emperador Carlos V, en Atocha, el parque de El Retiro y el barrio de los Jerónimos.

Esta zona atesora una concentración de instituciones excepcional tanto en número como en heterogeneidad. En ella se encuentran el Palacio de Cibeles, actual sede del Ayuntamiento de Madrid, el Banco de España, la Casa de América, el Cuartel General del Ejército de Tierra (Palacio de Buenavista), el Museo Thyssen-Bornemisza, el Congreso de los Diputados, los hoteles Palace y Ritz, la Bolsa, el Cuartel General de la Armada, el Museo Naval, el Museo del Prado, el Museo Nacional de Artes Decorativas, la Real Academia Española de la Lengua, la Iglesia de los Jerónimos, el Real Jardín Botánico, el Real Observatorio Astronómico, el Museo Nacional de Antropología, la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Cuesta de Moyano, el CaixaForum y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, entre otros.

A ellos se suma una lista de monumentos tan conocidos como la Puerta de Alcalá, las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno, la de la Alcachofa, el Obelisco a los Caídos o el monumento a Alfonso XII en el estanque de El Retiro. Incluye más de 21 bienes de interés cultural y muchos de los fondos y colecciones que contiene son de dimensión universal como la Real Academia, las obras de Goya, Velázquez, Picasso, las colecciones de láminas y archivo del Real Jardín Botánico o el telescopio Herschfeld./

Subir