GRADUALIA

Cererols. 400 aniversario

La celebración de efemérides relacionadas con el mundo del arte logra, en ocasiones, rescatar del olvido la obra de autores a los que el paso de los siglos ha tratado de manera injusta, al ocultarlos entre las sombras del olvido.

Cererols fue un músico extraordinario, ampliamente reconocido en su época, y al cumplirse en 2018 el 400 aniversario de su nacimiento, es de justicia rendirle homenaje. Maestro de Capilla de la Abadía de Montserrat durante 30 años, gran parte de su música se perdió en el incendio que la abadía sufrió en 1811 tras la invasión francesa.

Gradualia interpreta el maravilloso Requiem a siete voces (distribuidas en dos coros) que Cererols compuso siguiendo los modelos del policoralismo característico del Barroco temprano. La expresividad que refleja el contenido de los textos acompaña sin esfuerzo la intrincada escritura polifónica, logrando una obra de gran belleza y efecto.

Entre los movimientos del Requiem, Gradualia intercala los villancicos para Semana Santa en los que Cererols puso música a diversos poemas en castellano alusivos al dolor y la angustia de la Pasión; se trata de una práctica que era habitual en su época y que ayuda al oyente a compartir la emoción de la música.

 

Gradualia

Creado y dirigido por Simón Andueza, Gradualia se dedica al estudio e interpretación de la Música Antigua. Con una sólida experiencia en el campo de las músicas históricas, han actuado en festivales de música antigua de Sagunto, Córdoba, Madrid, Puerto de la Cruz, así como en Corea del Sur. Han participado en directo en diversos programas de radio. Tras Los doce músicos de Iriarte, en breve realizarán la grabación de un segundo disco.