LA GRANDE CHAPELLE

Lamentaciones y responsorios de Tomás Luis de Victoria

Aunque el título en latín puede generar cierta confusión, Officium Hebdomadae Sanctae (1585), la música de este concierto no es el Oficio de difuntos (1603) de Tomás Luis de Victoria, sino su Oficio de Semana Santa, que en su integridad está formado por treinta y siete piezas musicales, algunas de las cuales son las más famosas de la polifonía española: los 18 Responsorios de Tinieblas y las 9 Lecciones de Lamentaciones del profeta Jeremías.

Intensidad y espiritualidad son dos palabras que definen la música que compuso Victoria para la liturgia de Semana Santa. Intensidad, mediante su maestría en el uso de la polifonía, y espiritualidad, porque nunca olvida el objetivo final de su música, alabar a Dios. Sacerdote él mismo, la música significa la expresión de su profundo sentir religioso. Mediante su genio musical logró resolver de manera magistral la complicada ecuación que se plantea al compositor de música religiosa (sea cual sea su época) entre belleza expresiva y hondura espiritual. Nunca la polifonía voló tan alto como en la música de Victoria.

«¿Para qué debe servir mejor la Música que para las divinas alabanzas del Dios inmortal, de quien procede el número y la medida?» T. L. de Victoria

Conjunto vocal e instrumental de música antigua con vocación europea, cuyo objetivo es realizar una nueva lectura de las grandes obras vocales españolas de los siglos XVI a XVIII, fundamentalmente la producción policoral del Barroco, y contribuir a la acuciante labor derecuperación del repertorio musical hispano.

*Todas las piezas proceden del Officium Hebdomadae Sanctae (Roma, 1585) de Tomás Luis de Victoria, excepto en los casos indicados.